TENDINITIS ROTULIANA

TENDINITIS ROTULIANA o PATELAR
(“RODILLA DEL SALTADOR o CHUTADOR”)

12987019_902472463194883_4005307785020649179_n

1. INTRODUCCIÓN

En la RODILLA como en cualquier Articulación, nos encontramos con Huesos, Músculos, Tendones y Ligamentos que interactúan en CONJUNTAMENTE para permitir un buen funcionamiento: pueda FLEXIONARSE y EXTENDERSE, proporcione la FUERZA necesaria para Correr, Saltar… y ESTABILIZAR la Pierna al caer.

La Articulación de la RODILLA por su Cara Anterior destacamos sus 2 TENDONES (parte del Músculo compuesta por Tejido ELÁSTICO que sirve como UNIR los Músculos con los Huesos):

  • Tendón del Cuádriceps o Cuadricipital: une al CUÁDRICEPS (constituido por 4 Músculos: Recto Anterior, Vasto Interno, Vasto Externo y Crural) con la RÓTULA, siendo el que posibilita generar la FUERZA necesaria para el Movimiento de Extensión de la Rodilla.
  • Tendón Rotuliano o Patelar: une a la RÓTULA con la TIBIA (concretamente en la Tuberosidad Tibial), y gracias al trabajo CONJUNTO con el Tendón del Cuádriceps, es el que posibilita ya la realización del Movimiento de EXTENSIÓN de la Rodilla.

Por tanto, la TENDINITIS ROTULIANA es una lesión normalmente por SOBRECARGA o SOBREUSO en el TENDÓN ROTULIANO o PATELAR, es decir por los Movimientos Repetidos que le causan INFLAMACIÓN (Tendinitis) e incluso con el tiempo un DAÑO ESTRUCTURAL en el Cuerpo del Tendón, normalmente ya sin Inflamación (Tendinosis).
Cuando el Tendón Rotuliano o Patelar está inflamado o incluso ya dañado, la Rótula pierde su SOPORTE/SOSTÉN, causando DOLOR, DEBILIDAD en la Rodilla y DIFICULTAD EL EXTENDER la Pierna.

Los Movimientos como CORRER (Rodilla llega a soportar 5 veces el peso corporal), SALTAR-CAER y/o incluso los CAMBIOS de DIRECCIÓN constantes pueden llegar a provocar torceduras, desgarros y daño en el Tendón Rotuliano.
Puede parecer una lesión menor y por ello muchos atletas siguen entrenando y compitiendo, ignorándola; pero si no se trata junto a los primeros síntomas, con frecuencia llega a convertirse en una lesión GRAVE, pudiendo incluso requerir cirugía.

Es MUY FRECUENTE en Deportes que implican muchos saltos repetidos, como en: Atletismo (sobre todo en velocistas y saltadores), Fútbol (con el añadido de tener que “Chutar”/golpear al balón), Baloncesto, Voleibol, Gimnasia Deportiva… e incluso también en Ciclistas y Corredores de Medio Fondo y Fondo.

2. SINTOMATOLOGÍA

2.1. PRIMERA FASE (Fase Latente)

Cuando todavía sólo presentamos una Tendinitis del Tendón del Cuádriceps o Cuadriciptal (si no ponemos remedio pronto, la Tendinitis Rotuliana o Patelar tardará poco en aparecer).

El Deportista sufre una INFLAMACIÓN/IRRITACIÓN del Tendón del Cuádriceps o Cuadriciptal, presentando DOLOR en:

  • Parte INFERIOR del Muslo.
  • Justo en la Parte SUPERIOR de la Rótula.
  • Sobre el CUERPO del Tendón del Cuádriceps o Cuadriciptal.

Pudiendo encontarse también:

  • Aumento de la TEMPERATURA, sensibilidad excesiva o HINCHAZÓN en la Parte Inferior del Muslo.
  • Rodilla RÍGIDA al levantarnos por la Mañana o tras realizar Actividad Física.

2.2. SEGUNDA FASE

Cuando ya comienza a manifestarse una Tendinitis Rotuliana o Patelar.

El Deportista sufre una INFLAMACIÓN/IRRITACIÓN del Tendón Rotuliano o Patelar, presentando DOLOR ya en:

  • Parte INFERIOR de la Rótula.
  • Sobre el CUERPO del Tendón Rotuliano o Patelar.
  • En la Tuberosidad Tibial (inserción en la Tibia).

Pudiendo encontarse también:

  • DEBILIDAD al usar el Cuádriceps al correr o saltar.
  • RIGIDEZ al saltar, arrodillarse, agacharse, sentarse o subir las escaleras.
  • Problemas de ESTABILIDAD.
  • DOLOR en el Cuádriceps y sobre todo al Flexionar la Rodilla.
  • Aumento de la TEMPERATURA, SENSIBILIDAD excesiva o HINCHAZÓN en la Parte Inferior de la Rótula.

3. CAUSAS

Normalmente es la SOBRECARGA o SOBREUSO del TENDÓN ROTULIANO o PATELAR, es decir por los Movimientos Repetidos que le causan INFLAMACIÓN (Tendinitis) e incluso con el tiempo un DAÑO ESTRUCTURAL en el Cuerpo del Tendón (Tendinosis).

Normalmente el CUÁDRICEPS suele encontarse previamente con un EXCESIVO TONO MUSCULAR (contractura), que unido a una DEFICIENTE ELASTICIDAD (no realiza suficientes ESTIRAMIENTOS, ni acude con frecuencia a Masajes de DESCARGA), provocará:

  • Una ELEVACIÓN de la RÓTULA: que actuará Distendiendo, y por tanto Inflamando, al Tendón Rotuliano o Patelar.
  • Una DEFICIENTE MOVILIDAD de la RÓTULA: no está simétricamente en la Corredera del Fémur, generando un Desequilibrio, Irritación y un posible Desgaste del Cartílago con el tiempo.

Por tanto, las CAUSAS REALES que están detrás de que esto ocurra serán las siguientes:

3.1. PLANIFICACIÓN de los ENTRENAMIENTOS:

  • Un aumento BRUSCO del Volumen y/o la Intensidad de los Entrenamientos, en vez de realizarlo de manera mucho más Progresiva e Individualizada a nuestro Deportista.

3.2. TÉCNICA de CARRERA:

  • Error de ALARGAR la Zancada excesivamente realizando el apoyo de la Pierna por delante de la proyección vertical de nuestro Centro de Gravedad.
  • Error al en entrar de TALÓN al Correr, en vez de contactar con el Metatarso o Medio-pie.

3.3. FACTORES INDIVIDUALES:

  • RECURVATUM de RODILLA (Hiperextensión de la Rodilla): debida a una Laxitud Ligamentosa, a una Debilidad de la Musculatura Periarticular, a una Mala Alineación del Fémur con la Tibia, e incluso a una mala Actitud Postural. Y en caso de venir acompañada de una ANTEVERSIÓN PÉLVICA, habrá que Fortalecer los Isquiotibiales, Glúteos y Abdominales.
  • RODILLA en VARO o en VALGO (Mala Alineación del Fémoro-Tibial): en el caso concreto de un Valgo de Rodilla en Flexión, habrá que descartar una Limitación/Restricción en la Dorsiflexión del Tobillo como posible causa.
  • PIERNA MÁS LARGA que la otra: acudir a un Podólogo Deportivo que nos realice una Plantilla.
  • EDAD: con las Edad los Niveles de Colágeno y Elastina disminuyen, presentándose Músculos menos Elásticos y Tendones con menor Capacidad de Regeneración, por lo que el riesgo de padecer Tendinitis o Tendinosis aumenta.
  • SOBREPESO: añade una sobrecarga excesiva a nuestras Rodillas.

3.4. Y CONCRETAMENTE EN CICLISTAS:

  • Un CUADRO pequeño.
  • Un SILLÍN demasiado bajo y/o inclinado hacia abajo
  • Una BIELAS demasiado largas
  • Mala colocación de las CALAS: desviadas hacia dentro/fuera.
  • Ir con CADENCIAS demasiado bajas (atrancado).

4. TRATAMIENTO

Las Lesiones TENDINOSAS (Tendinitis o Tendinosis) son algo más complicadas de tratar, debido a que están POCO VASCULARIZADOS (suministro de Sangre deficiente), y obtienen los Nutrientes fundamentalmente gracias al Líquido Sinovial o Sinovia.

1º FASE

  • REDUCIR las CARGAS (Volumen/Intensidad) de ENTRENAMIENTO: el reposo total (salvo en Dolor Agudo) es un error, puesto que hará que el suministro de Sangre al Tendón (de por si poco vascularizado) apenas fluya (no lleve nutrientes, ni elimine desechos). Que fluya la Sangre será necesario para reparar (Tendinosis) y/o reducir la inflamación (Tendinitis) del Tendón.
  • CAMBIAR de ACTIVIDAD FÍSICA a otra de menor impacto: Bicicleta y Natación.
  • Aplicar HIELO: un mínimo de 3 veces al día 10-15 min.
  • COMPRESIÓN: usar una BANDA INFRA-ROTULIANA que dará sostén a la Rodilla y la Rótula, además de minimizar el dolor y a aliviar la presión en el Tendón Rotuliano. Se usa concretamente por encima del Tendón Rotuliano, justo debajo de la Rótula.
  • VENDAJE doble: Vendaje Funcional específico + Neurotaping.
  • ELEVACIÓN de la Rodilla cuando el paciente sienta dolor.
  • NO TOMAR ANTI-INFLAMATORIOS (Ibuprofeno, Diclofenaco,…) hasta pasadas las primeras 48-72h.

2º FASE

  • SESIONES DE MASAJES: un buen Masaje de Descarga del Cuádriceps (sobre todo del Recto Anterior) y Cyriax suave sobre el Cuerpo del Tendón Rotuliano.
  • ESTIRAMIENTOS ESTÁTICOS: del CUÁDRICEPS, Músculos de la CORVA y de la PANTORRILLA.
  • VENDAJE Doble: Vendaje Funcional específico + Neurotaping.

3ª FASE (Fase de Fortalecimiento)

Una vez el Dolor ya ha disminuido, pasaremos a FORTALER el CUÁDRICEPS y los Músculos de la PANTORRILLA. La finalidad será la de mejorar su Capacidad de producir la Fuerza necesaria para la realización de nuestra Práctica Deportiva concreta, como puede ser Correr:

  • Comenzaremos primero realizando sólo EJERCICIOS ISOMÉTRICOS.
  • Posteriormente, sino se presenta dolor (sólo molestias), se incorporarán mediante Bandas Elásticas o Máquinas los EJERCICIOS CONCÉNTRICOS para Fortalecer la Musculatura, y EXCÉNTRICOS para Fortalecer al Tendón (debe estar acorde a la demanda del Deporte, y a la Condición Física concreta de su Músculo correspondiente).

En esta Fase, se realizarán también:

  • MASAJES DE DESCARGA.
  • ESTIRAMIENTOS ESTÁTICOS (comentados en la 2º Fase), e incorporaremos ya los ESTIRAMIENTOS DINÁMICOS.
  • Comenzaremo con EJERCICIOS de TÉCNICA DE CARRERA.

4º FASE (Fase de Reincorporación)

Analizaremos la CAUSA/S de la Tendinitis/Tendinosis (ver el “Apartado 3”), y trabajaremos para PREVENIR recaer de nuevo en la Lesión.

La REINCORPORACIÓN a Correr se realizará LENTA y PROGRESIVA, teniendo en cuenta las siguientes pautas:

  • Antes de empezar a Correr debemos Caminar sin dolor (quizá algo de molestia).
  • Podemos empezar haciendo sesiones de Andar y Correr, o sólo de Correr pero parando cada 5 ó 10 min. para estirar.
  • Empezar corriendo cada 2 ó 3 días, nunca días seguidos.
  • No incorporar entrenos de mucho Volumen (tiradas largas) o demasiado Intensivos (series), hasta que la recuperación de nuestro Tendón sea la correcta.

MANUEL CHAPARRO LUQUE
————————————
LICENCIADO EN CIENCIAS ACTIVIDAD FÍSICA Y DEPORTE
Máster Alto Rendimiento Deportivo – COE
Entr. Nacional Atletismo Nivel III y Superior Triatlón Nivel III-ITU
OSTEÓPATA INTEGRAL
MASAJISTA DEPORTIVO
Vendaje Funcional y Neurotaping
Quiromasajista Superior