SÍNDROME TÚNEL TARSIANO

SÍNDROME DEL TÚNEL TARSIANO o TARSAL

10409_846097338832396_395660588202299097_n.jpg

1. DESCRIPCIÓN

El TÚNEL TARSIANO es un espacio estrecho (CAVIDAD) ubicado en la Cara Interna de los Huesos del Tobillo.
Esta Cavidad está “CUBIERTA” por un LIGAMENTO Grueso (Ligamento Anular Interno del tarso o Retináculo Flexor) que se extiende desde Maléolo Interno de la Tibia a la Tuberosidad Interna del Calcáneo (Talón), con la finalidad de PROTEGER y CONTENER dentro del Túnel Tarsiano a diversas ESTRUCTURAS (arterias, venas, tendones y nervios):
– El Tendón del Tibial Posterior.
– El PAQUETE NERVIOSO del TIBIAL POSTERIOR.
– El Paquete Vascular del Tibial Posterior.
– El Tendón del Flexor Tibial de los Dedos.
– El Tendón del Flexor Peroneo de los Dedos.

El SÍNDROME del TÚNEL TARSIANO no es más que un PINZAMIENTO/COMPRESIÓN e INFLAMACIÓN del NERVIO TIBIAL POSTERIOR en un espacio limitado.
Sus SÍNTOMAS se podrán manifestar en cualquier parte de su recorrido (desde el interior del tobillo en cara interna, hacia la planta del pie); y sus CAUSAS, como veremos más adelante, pueden ser varias.

2. SINTOMATOLOGÍA

El Síndrome del Túnel Tarsiano se manifiesta por uno o varios de los siguientes SÍNTOMAS:
– Dolor PUNZANTE o en forma de CALAMBRE (o latigazo) normalmente en el Interior del Tobillo (concretamente en su CARA INTERNA), pero con posibilidad de irradiación hacia la PANTORILLA, la PLANTA DEL PIE y el TALÓN (incluso en algunos casos hacia los DEDOS de los Pies).
– ENTUMECIMIENTO (Rigidez) acompañado de una sensación de HORMIGUEO.
– Según su Grado de afectación, a veces se pueden producir CALAMBRES NOCTURNOS e incluso INSENSIBILIDAD.

La Sintomatología suele presentarse de manera REPENTINA y es agravada por un SOBRE-USO del Pie mantenido durante un tiempo prolongado en Actividades como: mantenerse de pie, caminar/correr/saltar, o incluso al retomar con demasiada prisa el entrenamiento deportivo tras una lesión o el descanso veraniego.
Sera IMPORTANTE iniciar el tratamiento justo al aparecer alguno de los síntomas citados, puesto que si no es tratada en su inicio, normalmente progresa llegando a producir un DAÑO PERMANENTE al Nervio Tibial Posterior.
Se suele ASOCIAR normalmente a SOBRECARGAS (Musculo Tibial Posterior) o ESGUINCES de Tobillo, y hay que tener en cuenta que aunque con reposo puede aliviarse la sintomatología, en cuanto vuelve la actividad regresa el dolor/molestia.

3. CAUSAS

El Síndrome del Túnel Tarsiano se debe a un PINZAMIENTO/COMPRESIÓN e INFLAMACIÓN del NERVIO TIBIAL POSTERIOR, y sus CAUSAS pueden ser varias:
– Pies PLANOS-VALGOS (pronación): donde el Arco Interno de la Bóveda Plantar se encuentra muy disminuido (incluso desaparecido/aplanado), por tanto el peso se desvía hacia el borde interior de la planta del pie (el pie cae hacia dentro y el talón/Calcáneo se inclina hacia afuera), lo que genera una excesiva TENSIÓN en el Músculo Tibial Posterior, con la consiguiente inflamación y COMPRESIÓN del Nervio Tibial Posterior.
– Un ESGUINCE/FRACTURA de Tobillo: donde la inflamación e hinchazón en el Túnel Tarsiano (o cerca del mismo), llega a producir una COMPRESIÓN del Nervio Tibial Posterior.
– Una ESTRUCTURA DILATADA (Várices, Quistes de ganglio, Tendones inflamados, Protuberancia ósea artrítica…): donde su dilatación puede llegar a ocupar parte del espacio limitado dentro del Túnel Tarsiano, llegando a Comprimir el Nervio Tibial Posterior.
– Las ENFERMEDADES SISTÉMICAS como la Diabetes (involucran a varios órganos o todo el cuerpo): pueden provocar INFLAMACIÓN, y por tanto llegar a Comprimir el Nervio Tibial Posterior.
– PROCESOS INFLAMATORIOS como la Artritis.

4. TRATAMIENTO

El Tratamiento del Síndrome del Túnel Tarsiano, consistirá en:
– REPOSO DEPORTIVO (en algunos casos): con el fin de evitar su agravamiento.
– HIELO: aplicar durante unos 20 minutos para bajar la Inflamación (si la hubiera) y el Dolor.
– ANALGÉSICO/ANTIINFLAMATORIO Natural: El HARPAGOFITO en Cápsulas y/o aplicación local de TRAUMEL en Gel en forma de capa gruesa; que nos ayudarán a combatir el dolor.
– Acudir a un PODÓLOGO DEPORTIVO: realizará un Estudio de nuestra Pisada que determinará el error, que será corregido mediante una PLANTILLAS que nos ayudarán a mantener el arco y limitar la HIPER-PRONACIÓN que provoca la compresión del Nervio Tibial Posterior.
– Revisaremos el desgaste de la ZAPATILLA, y si procede, las renovaremos.

– SESIÓN DE OSTEOPATÍA:
Debemos movilizar cada una de las articulaciones del pie:
1º) Revisar la Articulación Tibio-Peroné-Astragalina: descartando Lesiones Osteopáticas a nivel de la Tibia o del Peroné, y si las hubiera corregir con maniobras osteopáticas.
2º) Revisar y corregir (si fuera necesario), en el siguiente orden, como está: el Calcáneo, el Astrágalo, el Escafoides y el Cuboides.
3º) Revisar y corregir (si fuera necesario) el Medio-pie (pareja “Escafoide-Cuboides”): descartar un DESCENSO del Escafoide-Cuboides.

– SESIONES de MASAJE:
a) Realizar PRESIONES/compresión isquémica en Puntos Gatillo sobre todo de la Musculatura del Tibial Posterior.
b) Realizar, sólo si fuera necesario, un Masaje Transverso Profundo (CYRIAX) en origen/inserción del Músculo Tibial Posterior.
c) Realizar Masaje de DESCARGA de los Músculos largos de la Pierna: TIBIAL POSTERIOR (más importante), Tibial Anterior, Gemelos, Soleo y Peroneos. Destacando de las manipulaciones los AMASAMIENTOS Nudillares y las FRICCIONES Cortas Longitudinales de diferentes tipos.
d) Realizar ESTIRAMIENTOS y MOVILIZACIONES.
e) Colocar VENDAJE FUNCIONAL Específico, y/o KINESIOTAPING (calma el dolor e inflamación).

MANUEL CHAPARRO LUQUE
————————————
LICENCIADO CIENCIAS ACTIVIDAD FÍSICA Y DEPORTE
Máster Alto Rendimiento Deportivo – COE
Entr. Nacional Atletismo Nivel III y Superior Triatlón Nivel III-ITU
OSTEÓPATA ESTRUCTURAL
MASAJISTA DEPORTIVO
Vendaje Funcional y Neurotaping
Quiromasajista Superior