HOMBRO DEL NADADOR u “HOMBRO DOLOROSO”

HOMBRO DEL NADADOR/TRIATLETA u “HOMBRO DOLOROSO”

12108857_809733302468800_3516893675388608629_n

1. INTRODUCCIÓN

Se tiende a pensar que la Natación es un deporte con muy pocas posibilidades de lesionarse (no existe ni contacto físico, ni fase de impacto articular), descuidando ejercicios de PREVENCIÓN, no prestando excesiva atención ni a los errores en la TÉCNICA ni en la correcta PLANIFICACIÓN de las cargas de entrenamiento, ni tampoco a las “MOLESTIAS” o avisos del cuerpo; llevando al atleta a lesionarse.
En la ejecución técnica de este deporte (Natación o sector de Natación en Triatlón) el 80-90% de la fuerza de propulsión en el agua es generada los MIEMBROS SUPERIORES, donde los HOMBROS (concretamente en la Articulación Gleno-Humeral) realizan de manera REPETITIVA movimientos de ADUCCIÓN y ROTACIÓN INTERNA con grandes rangos de Movilidad Articular, con el añadido de una RECUPERACIÓN normalmente ESCASA tanto entre sesiones (2 sesiones diarias, incluso 3) como dentro de las mismas (entre series o ejercicios), someten a una fatiga importante a Hombro, provocándole a veces DOLOR e incluso INCAPACITACIÓN deportiva a los Nadadores y Triatletas.

En los Nadadores, las lesiones en el Hombro llegan representar el 65-67% del total de lesiones que pueden llegar a padecer; siendo más frecuente en los nadadores:
– JÓVENES (16-21 años)
– MAYORES que vuelven a nadar tras largos periodos de INACTIVIDAD.
– VELOCISTAS y/o que abusan de uso PALAS.
– Que practican principalmente el ESTILO LIBRE o CROL.

Si partimos de la base que la NATACIÓN requiere el desarrollo de la FUERZA (sobre todo de los Hombros) junto con grandes rangos de MOVILIDAD ARTICULAR; ello hace que el nadador lleve al Hombro a una posición de “pinzamiento” en cada brazada en el Estilo Libre o Crol (fases):
– En la Fase de EMPUJE, el hombro está sujeto a un “pinzamiento” al llevarlo a una ADDUCCIÓN y ROTACIÓN INTERNA EXTREMA.
– En la Fase de RECUPERACIÓN, el hombro es colocado en un arco de ABDUCCIÓN EXTREMA, provocando que la cabeza del húmero sea empujada contra el segmento lateral del Acromion.

2. SINTOMATOLOGÍA

Aparece en forma de DOLOR localizado en la región ANTERIOR o ANTERO-LATERAL del Hombro, que suele ir acompañado de una INESTABILIDAD antero-inferior, junto con una HIPOTROFIA de musculatura (perdida de volumen) de hombro y cintura escapular; y un ASINCRONISMO en el ritmo escápulo-humeral, con excesiva elevación de la escápula.

Para entender bien que es el “Hombro del Nadador” u “Hombro doloroso”, voy a CLASIFICARLA en 2 Fases:
1ª FASE: se origina cuando los TEJIDOS BLANDOS del espacio subacromial (Tendón del Supraespinoso, el Tendón de la porción Larga del Bíceps y la Bursa Subacromial) SON COMPRIMIDOS entre la Cabeza del Húmero, el Arco Coraco-Acromial y el Acromion. Está compresión hace que se puedan presentarse 1, 2 ó las 3 patologías a la vez, que se unifican bajo el mimo nombre (Hombro del Nadador) al presentar un dolor parecido.
Las 3 Patologías/Lesiones producidas en la Articulación del Hombro:
– Tendinopatía del Supraespinoso.
– Tendinopatía del tendón de la Porción Larga del Bíceps.
– Bursitis Subacromial.
2ª FASE: cuando ya estos TEJIDOS BLANDOS se INFLAMAN, haciendo que el Espacio Subacromial se estreche, estableciéndose un verdadero PINZAMIENTO.

3. CAUSAS

El dolor de hombro (en nadadores es aceptado a veces como algo normal) provoca alteraciones en las estrategias de control motor (incapacita al nadador ejecutar una técnica de nado correcta), haciendo que el rendimiento del deportista disminuya y el RIESGO de lesión AUMENTE.

3.1. CAUSAS PRINCIPALES

– Errores en la PLANIFICACIÓN del ENTRENAMIENTO: aumento brusco de las cargas (volumen/intensidad/densidad), que provoca un estrés excesivo sobre la articulación de hombro, conduciéndola a lesión por microtraumatismo repetitivo.

– Errores en la TÉCNICA: muy importante debido a los movimientos repetitivos y sin descanso sobre el complejo articular del hombro.

– LAXITUD-INESTABILIDAD ARTICULAR: la articulación del hombro debido a sus características anatómicas es intrínsecamente inestable (sacrifica estabilidad por movilidad). Los nadadores en su mayoría presentan un aumento de la laxitud y traslación la articulación a hacia antero-inferior.

– FATIGA del MANGUITO ROTADOR: asociada a incrementos bruscos de carga y régimen de entrenamiento.
El Manguito Rotador está COMPUESTO por 4 Músculos:
+ Supraespinoso: realiza la Abducción de 0-30º
+ Infraespinoso: realiza la Rotación Externa.
+ Redondo Menor: realiza la Rotación Externa.
+ Subescapular: realiza la Rotación Interna.
El Manguito Rotador tiene una doble FUNCIÓN:
+ Mantener la Cabeza Humeral en posición centrada.
+ Prevenir la traslación anterior y superior de la Cabeza Humeral, haciéndola descender en contra de la fuerza de tracción generada por los otros músculos de los alrededores.
Su IMPORTANCIA: debida a que si se FATIGA el Manguito Rotador, aumentará el traumatismo de los Tejidos Blandos del espacio Sub-acromial (Tendón del Supraespinoso, el Tendón de la porción Larga del Bíceps y la Bursa Subacromial), que son comprimidos entre la Cabeza del Húmero, el Arco Coraco-acromial y el Acromion.

– DISFUNCIÓN ESCAPULAR (Omóplato): cuando los músculos estabilizadores de la escápula (principalmente el SERRATO MAYOR) presentan una disfunción, la escápula desciende provocando un aumento del traumatismo repetitivo sobre el Tendón del Manguito Rotador, debido a la Laxitud Articular.

3.2. OTRAS CAUSAS

– Abuso de PALAS: que incrementan resistencia al agua.
– Ejercicios de FORTALECIMIENTO con cargas excesivas.
– Técnicas inadecuadas de ESTIRAMIENTO: técnicas de sobrestiramiento principalmente.
– DESEQUILIBRIOS MUSCULARES: entre fuerza y flexibilidad tanto de la musculatura del hombro (sobre todo la musculatura del Manguito Rotador), como de los estabilizadores de la escápula.
– Síndrome de HIPERLAXITUD LIGAMENTARIA (muy poco frecuente).

4. TRATAMIENTO (4 Fases)

1ª FASE: DISMINUIR LA INFLAMACIÓN

– Reposo: mantener al deportista en reposo un corto periodo de tiempo (nunca más de una semana)
– Crioterapia: aplicar frío.
– AINES: antinflamatorios no esteroideos.
– A partir de la semana de reposo (o en cuando sea posible): comenzara su entrenamiento cardiovascular sobre una bicicleta estática, haciendo uso de algún dispositivo que mantenga al hombro en reposo.

2ª FASE: AUMENTAR LA FLEXIBILIDAD y enseñar HÁBITOS POSTURALES

Se llevará a cabo a través de ESTIRAMIENTOS mediante técnicas concretas, sobre aquellos grupos musculares específicos acortados que presente nuestro deportista, además de trabajar/enseñar Hábitos Posturales. Ejemplos más comunes:
– Una actitud CIFÓTICA muy marcada: se asociada a acortamiento de PECTORALES y de musculatura de TRONCO.
– Una Traslación Anterior de la Cabeza Humeral: debido a un acortamiento de la cápsula posterior.

3ª FASE: FORTALECIMIENTO

Después de la Fase en la que hemos logrado aumentar la flexibilidad de la musculatura acortada, proseguimos con la finalidad de lograr un buen BALANCE MUSCULAR entre el Manguito Rotador y Estabilizadores de la Escápula. Por tanto se buscará FORTALECER los:
– DEPRESORES de la Cabeza Humeral: el Subescapular, el Infraespinoso y el Redondo menor).
– ESTABILIZADORES de Escápula: el Trapecio (Superior e Inferior), el Serrato anterior y el Romboides.
– POSICIONADORES Humerales Primarios: el Deltoides, Pectoral Mayor y Dorsal ancho.
Primero comenzaremos con Ejercicios de Fortalecimiento SIN Carga, insistiendo y vigilando continuamente que se mantenga un adecuado ritmo escápulo-humeral, libre de dolor y evitando movimientos compensatorios.
Posteriormente se introducirán ya Ejercicios de Fortalecimiento CON Cargas (no hace falta que sean elevadas), y se incorporarán Ejercicios PROPIOCEPTIVOS.

4ª FASE: REINCORPORACIÓN A SU ENTRENAMIENTO

Su reincorporación se realizará de manera gradual y ajustada específicamente al deportista, atendiendo a su tolerancia de las cargas/estímulos y ausencia de dolor.

5. PREVENCIÓN

a) CORREGIR ERRORES TÉCNICOS
– Fase de Recobro: llevar codo bien alto.
– Fase de Entrada de la Mano al Agua: realizarla lo más lejos posible del cuerpo hacia delante.
– El Movimiento de Rotación del Tronco: siempre entre 70-100º.
– La Respiración: se realizará de forma bilateral (alternativamente por los 2 lados), con la idea que los dos brazos entren con la misma profundidad al agua y tensión.

b) REALIZAR SIEMPRE UN BUEN CALENTAMIENTO
Cuando se va a realizar un entrenamiento dentro de un medio acuático (piscina, playa, etc.) hay que tener en cuenta que el agua fría va a producir una VASOCONSTRICCIÓN (disminución del riego sanguíneo), y por tanto una falta de nutrientes en el Manguito de los Rotadores, haciendo disminuir la fuerza en el hombro.
Por ello, antes de empezar a nadar, se deberá realizar Ejercicios Dinámicos que permitan a la musculatura del Hombro estar CALIENTE antes de empezar el entrenamiento en el agua.

c) FORTALECER EL MANGUITO ROTADOR
Se deberá realizar un trabajo específico de fortalecimiento con Gomas y Mancuernas de la Musculatura del Hombro y a los Estabilizadores de la Escápula:
– DEPRESORES de la Cabeza Humeral: el Subescapular, el Infraespinoso y el Redondo menor).
– ESTABILIZADORES de Escápula: el Trapecio (Superior e Inferior), el Serrato anterior y el Romboides.
– POSICIONADORES Humerales Primarios: el Deltoides, Pectoral Mayor y Dorsal ancho.

MANUEL CHAPARRO LUQUE
————————————
LICENCIADO CIENCIAS ACTIVIDAD FÍSICA Y DEPORTE
Máster Alto Rendimiento Deportivo – COE
Entr. Nacional Atletismo Nivel III y Superior Triatlón Nivel III-ITU
OSTEÓPATA ESTRUCTURAL
MASAJISTA DEPORTIVO
Vendaje Funcional y Neurotaping